ASOCIACIÓN DE POESÍA Y CANTE DE ARAGÓN - ASOCIACIÓN POÉTICA Y RECITAL DE ARAGÓN DE RODENAS

 

V CERTAMEN DE POESÍA MARÍA PILAR ESCALERA MARTÍNEZ INTERNACIONAL 2012

 

 

GANADORES DE LA QUINTA EDICIÓN 2012

 

CONCURSO POR CARTA

 

Primer Premio: Desierto

Segundo Premio:

MIGUEL RUBIO ARTIAGA

 

FOSAS

 

Qué necesidad tenéis

de matar un muerto dos veces,

si los cráneos resecos

ya no tienen labios, lengua,

apenas, unos macabros dientes.

 

De donde os viene el miedo

a un montón de calaveras,

que hace medio siglo descansan calladas

bajo la tierra, siempre discreta.

 

Si ya les quitasteis la vida,

la esperanza en libertad,

la palabra en el aliento.

 

Dejad por lo menos que el aire acaricie

por última vez sus descarnados huesos.

¡Qué mirada evitáis, en unos ojos huecos!

¡Qué gritos os amenazan,

donde para otros solo hay silencio!

Es como si con las paladas de tierra

quedaran sueltos la estampida oculta de vuestros recuerdos.

 

¡Cuánta sangre volverá en la acusadora noche,

a vuestros sueños!

Tenéis la conciencia llena de muerte,

de muros fusilados, de ¡nocentes muertos.

Nunca lograreis, asesinos fanáticos, domeñar el olvido,

y tapiar el cerebro.

 

¡Cuanta culpa al abrir una fosa,

esparcirá, libre, el viento,

para que los vivos,

tengan tanto miedo de los muertos!

 

 

 

 

Tercer Premio:

ALEJANDRO RAFAEL ALAGÓN RAMÓN

 

HIJOS DE LA INCERTIDUMBRE

 

Hace ya mucho tiempo que no sabemos nada de sus vidas.

 

Pensamos, intuimos un final abrupto,

una agonía, la quietud de un osario,

la oscuridad lejana de una fosa,

la tos seca de los fusiles.

 

Las sombras se desmayan y se apilan fugaces,

conocen la maldad, el rumbo de un camión que atraviesa la noche

y olvida los cadáveres en alguna cuneta

mientras los gruesos muros de las tapias

atrapan mordiscos, picaduras y el grito de un guardián ordena más disparos.

 

Si los silencios trepan durante mucho tiempo

y ocultan los insultos, y callan vejaciones,

se convierten en pozos, en manecillas sucias de un reloj que controla los miedos,

los temores que asoman como intrusos.

 

Los apellidos buscan la verdad con su brújula,

orientan una luz entre miles de túneles,

descubren un revolver olvidado en el polvo.

 

Los verdugos vigilan el matorral que crece sobre todas sus víctimas,

la inercia del insecto, el vaivén pendular de las palas

que arrojan más tierra sobre el hueco.

 

Asustan al testigo, no pueden controlar el olfato curioso de la lluvia

que invade los lugares prohibidos.

 

Las turbinas dibujan unas curvas siniestras sobre el caparazón oscuro del océano,

sobre el lomo nervioso de las olas salvajes,

dejan polvo, cenizas, identidades mudas.

 

Zumbidos de helicópteros hoy planean impunes,

arrojan los despojos de los interrogatorios,

obligan a los nombres a dormir en un lago,

mientras los bultos flotan como si fueran simples

botellas migratorias que guardan un mensaje.

 

Jamás cicatriza la herida que las hélices desgarran en el cielo profanado de ruidos.

Hay figuras ambiguas que murieron sin tumba

y descansan inermes en lugares ignotos.

Habitan ese grito conmovedor, lejano, que combate la amnesia contagiosa,

el olvido que vuela como el cóndor sobre las viejas cumbres.

Apodos y apellidos duermen en los informes secretos,

en archivos guardados bajo llave.

 

Resisten, no perecen y no quieren morir

ni abandonar el mundo que recuerda a sus dueños.

 

No son como hojarasca que el tiempo ya evapora ni números baldíos

ni vulgares rescoldos de la maldad humana

sino seres borrados que reclaman justicia desde simas y abismos.

 

 

 

ACCÉSIT 1º Premio:

KATY PARRA CARRILLO

HIJOS ANÓNIMOS

 

En lodos los lugares yacen héroes,

desconocidos hijos de una historia

que no les puso fecha, ni lápida ni besos.

Seguramente el cielo, apenas les recuerda.

 

Tampoco reconoce que fueron hijos suyos.

 

Son hombres y mujeres

que pasaron anónimos,

sin levantar la voz.

 

sin maldecir al dios que los redujo a ceniza y olvido.

 

Marcharon sin decir

que su destino era un mal compañero,

que el horizonte llega más allá de la luz que nos da la mañana.

que se sienten más huérfanos

cada noche sin luna.

 

que saben que hubo alguien que se quedó esperando.

 

La vida, algunas veces,

es una vieja rata sin escrúpulos

y de un solo portazo te borra de su lista.

 

Pero yo te recuerdo y te nombro,

y te traigo estas llores que son versos de mar

para que nunca,

nunca,

nunca,

te borren de ese espacio preciso y necesario

donde guarda sus mejores tesoros la memoria.

 

 

 

ACCÉSIT 2º Premio:

ROLANDO REYES LÓPEZ

 

MOMENTOS ANTES DE QUE LLEGAS

 

¿Hacia adonde se fueron todos ?,

las emigrantes hablan del hombre varado en los palenques


allí son echadas sobre las espaldas hundidas las cegueras


y revelado el sitio donde Eva escondió el impulso.

 

¿A quién doy esos cuerpos sumergidos

en ceremonia mientras cae el sol?,

los puentes se levantan tras el último naufragio;

yo he vertido las hojas y transformé las ataduras en el tiempo

para que sea señalado ahora el punto donde esas carnes vibran.

 

La misma realidad existe mar afuera

viendo su quedar a manera de lodo y de fluido.

 

Porque se fueron no sabrán de nuestro amanecer;

sobre cumbres de altares la travesía se fragmentó

hasta hacerse real el silencio que la muerte no pudo deshacer.

 

 

 

ACCÉSIT 3 º Premio:

ROSENDO GALLEGO MENÁRGUEZ

 

Dónde los nuestros

 

Obstinado callar de los muertos,

sombras mudas,

reloj que diera equivocada

la marcha del tiempo,

horas retrospectivas.

 

Los de ignoradas fosas,

los desaparecidos forzosos,

nacieron para nuestra felicidad

murieron para nuestra desgracia y no sabemos

qué lugar les han dejado en el mundo.

 

Tan sólo volverán

al sol, al viento, al mundo,

libres del yugo de la iniquidad,

cuando dejen de ser palabras

la verdad, el amor y la vida.

 

El calendario de la historia gira sin cesar:


la libertad está escrita sobre sus tumbas.

 

 

 

 

ACCÉSIT 4 º Premio:

FRANCISCA ARGÜELLES

 

DESAPARECEN

 

Silencio que grita

 

Desaparecen muriendo en batalla con las armas

justa o no, cruel hazaña forzados por el deber

 

Desaparecen en vida de su suelo y familia

o forzados a morir para huir de la mentira

 

Son Damas de Blanco las de blanco el alma

empuñando como arma el gladiolo entre sus dedos

 

Hoy falta el gladiolo primero, subió donde van los buenos

forzada a desaparecer para que reine el silencio

 

Son hombres en balsas, escapan del infierno

forzados a desaparecer en el maldito mutismo

 

Abunda el hambre y la sed los tiburones al acecho

el mar negro se los traga quedando sólo el recuerdo

 

Son bravos seres, acosados luchando por un ideal

maltratados por doquier, justicia quieren lograr

 

Ya están marcados forzados a desaparecer

para no ser imitados su voz quieren callar

 

Son jóvenes arriesgados, desean lograr libertad

en el tren de aterrizaje del avión que ha de volar

 

Es el pájaro de hierro quien los puede salvar

a desaparecer forzados y perder su identidad

 

Son el silencio que grita la paloma que vuela

los de la muerte forzada para vivir en su paz

 

Los que viven en destierro sin su rostro

mostrar forzados a desaparecer de su país natal

 

 

 

 

 

CONCURSO POR INTERNET

 

Primer Premio

CONSUELO GIMÉNEZ PARDO

 

CUANDO TE FUISTE

 

Cuando te fuiste,

quedó la silla en el suelo,

la sopa en la mesa,

el niño, con el alma cerrada, el puño apretado,

el suspiro, que aún nos acompaña, contenido.

 

Cuando te llevaron,

apenas te habías sentado y

comenzaba la noche,

lucían con fuerza tres estrellas en el cielo negro.

 

Llamaron, enseguida lo supimos,

apenas nos dejaron un momento para el eterno silencio.

 

Cuando te marchaste, se acabaron las primaveras,

se prolongó el otoño de los sentimientos,

se alargaron las escarchas.

 

Todo y nada, cuando te fuiste.

 

 

 

 

 

ACCÉSIT 1º Premio:

RAQUEL GRACIELA FERNÁNDEZ

 

DESAPARECIDO

 

Te sentenció la noche.

 

Te degolló una taza de rocío.

 

La verdad de tu cuerpo

 

-sin cuerpo- se filtró en una grieta de sombra.

 

Una mano de plomo

borró el camino de regreso a tu historia.

 

Te fuiste.

 

Nosotros nos quedamos.

 

Con el cielo muriéndose en tus labios.

 

Sin saber en qué muro

 

-en qué miedo- se recostó tu ausencia.

 

 

 

 

ACCÉSIT 2 º Premio:

INÉS CECILIA ACEVEDO BAKX

 

Clama

 

Duerme la llama del gélido plomo

que en tus pupilas encendió la noche

 

Flota aún sin rumbo en el aura el llamado

de tus entrañas que mudas vigilan

ríos de tiempo sin paz ni balanza

 

Blanca y esquiva la voz de tus venas

clama en su sueño el cobarde silencio

del inmoral que aplastó tu memoria

 

Y aunque destiñan la huella macabra

la roja tinta aún derrama tu nombre

 

Y más te puja el patético cielo

dentro del músculo vil de la tierra

 

De lo profundo perenne es la noche

que te acompaña al portón donde aguardas

el fiel regreso de aquel que te busca

 

 

 

Ángela Piñeiro Acción - Santiago Carcas Cuartero 2012

Volver a INICIO