VIII CERTAMEN MEMORIA DE POESÍA
MARIA PILAR ESCALERA MARTÍNEZ INTERNACIONAL 2015

 

GANADORES DEL VIII CERTAMEN DE POESÍA

 

RUBY EUGENIDA OJEDA MEJÍAS - 1º PREMIO - GANADORA

TÍTULO: IMPUNIDAD

 

Te deslizas por las esquinas

y te detienes en los rincones.

 

Nadie te mira, todos te ignoran.

 

Viajas en la fría bala que parte el corazón en mil pedazos

y en la hoja filosa de la palabra maldita.

 

Te reproduces en el destino del inocente

y en la venda que ciega a la justicia.

 

Siembras bajo tu paso la semilla

del hambre, de la desidia, de la injusticia y de la inmundicia.

 

ni las lágrimas pueden limpiar tu pestilencia.

 

¿Dónde estará el héroe? ¿dónde la heroína?

¿quién se atreverá a mirarte fijamente?

¿quién te quitará la máscara?

Habitas en el corazón de nadie y en la inconciencia de todos.

 

Sólo Dios te mirará a los ojos, cuando por fin encuentres tu sombra.

 

 

 

JUAN JOSÉ TAPIA URBANO - 1º ACCÉSIT

Título: CORRUPTOS S.A

 

Expulsemos de sus sillas a los hijos del oprobio,

a los cargos proclamados por procesos digitales;

hacen burla sin vergüenza del humilde ciudadano

desde sillas en despachos que gobiernan capitales.

 

Amiguismo es su bandera, en Suiza su retiro,

son artistas del escarnio, de los sobres y presentes,

una corte de lacayos a menudo los rodea,

tienen rostros de cemento y chequeras bien solventes.

 

Aeropuertos cual desiertos, subvenciones desviadas,

finiquitos diferidos, concesiones a los suyos,

nepotismo ilustrado y barones del insulto.

 

Despertemos de este sueño, pesadilla interminable,

con taquígrafo y notario exijamos lo que es justo,

terminemos con la lacra del corrupto miserable,

que la ley la cumplan todos, aunque sea con disgusto.

 

 

 

PATROCINIO NAVARRO RODRÍGUEZ - 2º ACCÉSIT

TÍTULO: POR ESO CALLA

 

Si el hombre dijera lo que siente cuando abre su alma,

de su boca no saldrían palabras, saldrían serpientes,

langostas, gusanos, saldrían las siete plagas

si dijera lo que siente por esa boca.

 

Pero el hombre calla hoy, callará mañana, callará siempre,

aunque vea que los otros le roban,

que los otros son delincuentes;

calla aunque sepa que su vida pierde el equilibrio

porque los otros le han quitado las redes, le han quitado las bridas,

le han quitado la cuerda por la que camina día tras día.

 

¿Qué le han dejado entonces al hombre?

 

Miedo a perder su trabajo, y por eso calla;

miedo a perder su casa, y por eso calla;

miedo a perderse en el infierno de su mente

que no deja de machacarle, y por eso calla. Miedo.

 

 

 

 

PAULINA Mª DEL CARMEN RIERA MARCOS - 3º ACCÉSIT

TÍTULO: SOBRE LA CORRUPCIÓN POESÍA nº10

 

Empecinado cáncer que va comiendo,

sin descanso, bocado tras bocado,

de la honesta carne que aún conservan los hombres.

 

Comprar conciencias es la compulsiva consigna.

 

Que el robo se comete compartido

es un dato (no menor) que tranquiliza.

 

Y para descargar el peso que pudiera perturbar sus sueños

está la certeza -siempre lista- de que el fin justifica los medios,

están las palabras siempre prestas para urdir las mentiras

y trenzar los discursos que se necesitan.

 

Cuando se tiene a la cima como meta

poco importa las cabezas que se pisan,

ni el dolor que se escancia en las copas ajenas.

 

Pero la corrupción es un ácido que avanza, se extiende

y que por dentro quema lo más valioso de nuestra humana esencia.

 

 

 

JOSÉ LUIS CHAPARRO GONZÁLEZ - 4º ACCÉSIT

TÍTULO: SIN PERDÓN POESÍA nº2 6

 

Desde un lejano rincón de mi conciencia,

allí que el pensamiento vaga libremente,

no he dejado de pensar constantemente,

que a veces se me agota la paciencia,

de aguantar día tras día, a cierta gente.

 

Que un día se ganaron la confianza,

con promesas de buenas intenciones.


Y no eran más que vulgares ladrones,

que consiguen libertad bajo fianza,

tan solo con pedirnos mil perdones

 

¡Basta ya de tanto corrupto arrepentido!

Que se cuentan por cientos sus delitos.

 

Que la gente manifieste a voz en grito,

todo el daño que por ellos ha sufrido,

y se pudran en la cárcel los malditos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ángela Piñeiro - Santiago Carcas 2015

VOLVER A INICIO