ASOCIACIÓN POR LA RECUPERACIÓN DE LOS DESAPARECIDOS EN EL FRANQUISMO

ARDF DESAPARECIDOS

 

 

 

DONACIONES Y AYUDAS - COLABORA Y DIGNIFICA

Número de cuenta: ES1214910001273000101731

 

 

 

 

RELATOS Y POESÍAS REPUBLICANAS PROGRESISTAS Y DEMÓCRATAS

ARDF DESAPARECIDOS

 

Título: SON NUESTRA GENTE Y AUNQUE NO LO FUESEN

Obra de ÁNGELA PIÑEIRO ACCIÓN

 

 

 

 

 

 

 

 

17-05-2018 – Creada para recaudar fondos para las excavaciones en Galicia 2018

SON NUESTRA GENTE Y AUNQUE NO LO FUESEN

 

Sentada sosteniendo uno de los objetos que más me inspiran –un bolígrafo- me cuestiono si será la voz de este diario uno de los artífices de restituirles la suya.

La Voz es esta vez para ellos, los que nos esperan desde hace más de ochenta años, igual que lo hicieron muchos de sus familiares a los que el tiempo dolorosamente ganó la batalla, de la misma forma que los que continúan despertando cada día con la esperanza de recuperar sus restos y durmiéndose temiendo no lograrlo. Sólo conseguirán calma en su vida y una sonrisa serena cuando recuperen los restos óseos de sus seres queridos asesinados, cuando se puedan exhumar las fosas comunes donde involuntariamente fueron arrojados tras ser torturado su presente y robado su futuro, y se haga con el rigor científico preciso en preservar su ADN para una identificación biológica óptima.

El equipo multidisciplinar de la ARDF (Asociación por la Recuperación de los Desaparecidos en el Franquismo) con integrantes que se desplazarán desde distantes puntos del país, pretenden iniciar el dos de julio los trabajos de exhumación de varias fosas gallegas (en Vilarraso-A Coruña, en Fervenzas-A Coruña, y en Santa Mariña de Lagostelle-Guitiriz-Lugo). No cuentan con ayudas gubernamentales de ningún tipo, ni siquiera para los estudios de ADN. Sólo el coste de estas pruebas para los represaliados que se espera recuperar podría suponer más de 60.000 euros.

“No podemos permitir que no se les devuelva su nombre y se les traslade al lugar que les corresponde, ni que los familiares no puedan verlo. No se puede esperar más”. Es la premisa que guía a los miembros de la ARDF, muchos de los cuales llevan a cuestas años de investigaciones y lucha para poder ejecutar este proyecto y han tenido que soportar ataques personales de diversa índole por los que no desean que tenga buen fin.

“Lloras con los familiares cuando los entrevistas, sufres descubriendo documentación donde consta lo que pasaron, cuando son muchos ya los golpes que recibes para intentar que desistas. Y ríes, ante los hallazgos, indicios y testimonios que indican dónde están sus restos, cuando la emoción es incontenida al hallar un familiar, cuando una buena persona te hace llegar 10 euros abrigados en una revista por correo postal para ayudarles”.

Desde la ARDF se considera que no es algo gustoso el tener que pedir ayuda a la gente para poder realizar las exhumaciones, pero es la única manera en este momento. Por ello han tenido que habilitar un número de cuenta (ES1214910001273000101731) y se muestran intensamente agradecidos a cualquier persona que pueda colaborar con la aportación que le sea posible, todas suman, todas son enormes para ese fin. Tras contactar con miles de empresas, personajes famosos, administraciones, compartido propuestas de colaboración donando ellos trabajo profesional a cambio sólo han recibido alguna respuesta puntual –pero maravillosa- venida generalmente de los más humildes pero los más humanos.

Ahora le toca el turno a este periódico. Ojalá sea  capaz de darles Voz a las víctimas, demócratas que nuestra tierra Gallega mantuvo resguardados hasta que en julio sean recuperados. Quienes de nosotros, los lectores, seremos capaces de formar parte de la Historia y dejar que sus restos óseos nos cuenten la verdadera y luego descansen al fin en el lugar que sus familias les reservan?. Pensemos que nunca nos ha gustado que nos traten como un número, que exigimos que nuestro nombre se oiga, pero esta vez será un número de una cuenta bancaria el que mostrará de lo que somos capaces y el que estará lleno de la fuerza de los nombres, de los donantes y de las víctimas que los recuperen gracias a nuestro esfuerzo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver atras

 

ARDF DESAPARECIDOS